SANTO DOMINGO, 31 de octubre.- República Dominicana es el segundo país, de los 182 pertenecientes a las Naciones Unidas, con una tasa de 41.7 % de fallecimientos por accidentes de tránsito, sólo superado por la isla Niue en el Pacífico, con 68.3 %.

De acuerdo con el Ministerio de Interior y Policía, 2,122 personas perdieron la vida el año pasado, víctimas de accidente de tránsito, 8 % más respecto al año 2015.

Estos datos fueron divulgados por el doctor César Mella durante su participación en la X Cumbre Seguridad y Defensa 2017, Fortalecimiento de la Seguridad Vial, organizada por la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode).

Con el tema “Análisis de la Violencia Vial”, Mella estudió los distintos comportamientos que se manifiestan en los conductores que transitan en las vías del país.

“La violencia vehicular o conducción agresiva son acciones cometidas por automovilistas motivadas por disputas con otros conductores o peatones, derivadas de problemas de tráfico como congestiones vehiculares en horas pico, factores que hacen explotar la ira o enojo de quienes se ven involucrados en ellos”, dijo el psiquiatra.

Explicó que esta es una combinación de acciones de conducción insegura e ilegal que demuestra una desatención por la seguridad y consideró que la agresividad en la conducción no necesariamente requiere de intencionalidad.

De acuerdo con el doctor, dentro de las principales causas de la violencia vial se encuentra el estrés cotidiano que afecta a los individuos, ocasionándoles ansiedades o frustraciones que los convierten en seres con actitudes defensivas en todo momento hasta llegar al extremo de violentar a otros.

Así como las causas de la violencia en el tráfico, entre las que citó las precariedades de las carreteras, infraestructuras deficientes, deficiencia en la colocación de señales, imprudencia de agentes de tráfico, de conductores y la falta de educación.