A la izquierda el Senador Bill Nelson y a la derecha Rick Scott, gobernador de Florida y candidato al Senado Federal por Florida.

Miami, Florida, 2 de octubre.- Los candidatos por Florida al Senado de EE.UU., el demócrata Bill Nelson y el republicano Rick Scott, protagonizaron este martes un crispado debate televisivo en el que ambos cruzaron acusaciones mientras abordaban temas de actualidad.

Resultado de imagen para bill nelson y rick scott

Producido por la cadena hispana Telemundo, el demócrata, que aspira a reelegirse por cuarta vez, en más de una ocasión calificó a su oponente de “mentiroso”, mientras que Scott, actual gobernador de Florida, criticó varias veces que en 42 años de vida política Nelson no “ha hecho nada”.

Durante el debate, conducido por la periodista de Telemundo Marilys Llanos y la conductora del canal del sur de Florida NBC6 Jackie Nespral, el demócrata señaló que su contrincante “no puede decir la verdad” y que por eso los diarios de este estado lo han calificado de “conflicto de intereses ambulante”.

Nelson aludió a nueve anuncios televisivos emitidos por la campaña de Scott y que son críticos hacia la gestión del senador, “todos ellos falsos” y que tienen por finalidad distraer a los electores de sus malos años como gobernador.

Scott, que como el demócrata vistió traje oscuro y una corbata roja, por su parte repitió que durante los años en los que Nelson ha estado en Washington “nada ha ocurrido” y que en el fondo es “un político partidista”.

A modo de ejemplo de su eficiencia citó los fondos federales que consiguió para reparar el dique Herbert Hoover, que se levanta alrededor del lago Okeechobee y que ha sido el origen de la filtración de agua contaminada y de la consecuente proliferación de algas.

En la primera pregunta, sobre inmigración, Nelson destacó que votó a favor de un proyecto de reforma migratoria integral, que nunca salió adelante en el Congreso, mientras que Scott, en su calidad de gobernador, quería llevar a Florida polémicas leyes implantadas en Arizona y que luego fueron definidas como inconstitucionales.

Resultado de imagen para bill nelson y rick scott

Scott se mostró en contra de una política de “fronteras abiertas” y, en el caso del control en la venta de armas de fuego, defendió la segunda enmienda de la Constitución, que otorga el derecho a portar fusiles y pistolas, a la vez que cree en un mayor control de antecedentes a la hora de comprar una pistola o fusil.

En este punto, Nelson presentó a Fred Guttenberg, el padre de Jamie Guttenberg, alumna de la secundaria Marjory Stoneman Douglas que murió en febrero pasado durante la masacre en esa escuela, y le pidió al republicano que le dijera si es que iba a aprobar un mayor endurecimiento en el comercio de armas.

“Los fusiles de asalto no son para cazar”, señaló Nelson, en alusión a una de las justificaciones que enarbola la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).

Scott, llegado el momento de las preguntas relacionadas a Cuba, presentó a la disidente Shirley Ávila León, quien alega que fue atacada a machetazos y mutilada en La Habana por personas afiliadas al Gobierno de la isla, y le pidió al senador que se disculpara por el acercamiento hacia Cuba que dirigió el expresidente Barack Obama.

Nelson no se disculpó, y a cambio esgrimió que se la ha impedido la entrada a la isla por su oposición desde hace años al Gobierno en el país caribeño.

Y aunque ambos estuvieron de acuerdo en defender la concesión de un Estatus de Protección Temporal (TPS) a los exiliados venezolanos en EE.UU., Scott aprovechó para criticar a Obama y a los demócratas por “abrirle las puertas a Cuba” a través del deshielo de las relaciones diplomáticas, lo que dio luz verde al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El veterano senador criticó que Scott no ampliará el Medicaid, lo que habría dado cobertura sanitaria a 700.000 personas más en Florida, así como buscar “matar” el proyecto de reforma sanitaria conocido como Obamacare, que en Florida ha beneficiado a casi 2 millones de personas.

 El gobernador de Florida, a su turno, enumeró muchas de las iniciativas que ha coordinado desde Tallahassee, capital del estado, a favor de los puertorriqueños en la isla y de los desplazados a Florida tras el devastador paso del huracán María.

Tras desplegar sus argumentos finales, en una gran parte en español, una encuesta hecha por la cadena daba como ganador del debate al republicano por un margen de seis puntos porcentuales, aunque las cifras aun pueden variar. EFE