WASHINGTON, 21 de mayo.- El destacado senador republicano Marco Rubio, una de las voces que más escucha el presidente Donald Trump en lo respectivo a Venezuela, reclamó tras las elecciones del domingo allí que se analicen “todas las opciones políticas” para que el país latinoamericano “regrese a un camino de democracia y prosperidad”.

“Apoyo totalmente la postura del presidente Trump de que deben considerarse todas las opciones políticas para ayudar a que Venezuela regrese a un camino de democracia y prosperidad. Esto incluye cualquier medida que abra el camino para entregar la ayuda humanitaria internacional al pueblo de Venezuela”, manifestó Rubio.

El senador emitió el domingo por la noche (local) un comunicado condenando los comicios y llamando a aislar a Nicolás Maduro internacionalmente.

Igualmente publicó a través de su cuenta en Twitter, que queda claro que no es posible una salida electoral en Venezuela, luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunciara los resultados de las cuestionadas elecciones, donde Nicolás Maduro fue reelecto.

“Para Venezuela hoy comienza una nueva etapa. Por años el régimen de Maduro ha utilizado la promesa de elecciones para dividir y confundir. Ahora ya no queda duda que no hay una salida electoral mientras que el régimen este en el poder”, escribió Rubio a través de su cuenta en Twitter.

Asimismo, el senador aseguró que las elecciones del 20 de Mayo son “una farsa total por Maduro y su régimen”, y que este lunes 21 de mayo, EEUU y la comunidad internacional darán su respuesta.

Rubio agregó que “la única mafia en Venezuela es su régimen. Hoy es el principio de su fin”.

El presidente Trump dijo en agosto del año pasado que no descartaba la opción militar en Venezuela.

En los últimos tiempos, además, han ido aumentando las voces que piden en Washington una “intervención humanitaria” en el país latinoamericano, que incluiría la apertura de un corredor humanitario para llevar ayuda al pueblo venezolano ante la crisis que se vive allí.

Rubio, que ha estado detrás de las sanciones que ha ido imponiendo el Gobierno de Trump a más de 50 funcionarios del entorno político de Maduro, llamó en febrero a los militares venezolanos a deponer al mandatario. “El mundo apoyaría a las Fuerzas Armadas de Venezuela si decidieran proteger al pueblo y restaurar la democracia quitando a un dictador”, dijo entonces.