EE.UU., (Dominican Journal). Muchos de mis contactos me pidieron mi opinión sobre la visita del predicador nigeriano T. B. Joshua a RD. Les puedo decir que en Nigeria Josha es la fuente más grande de turismo a ese país, de cada 100 visitantes a Nigeria 70 van para la iglesia de T. B. Josha. Así que Nigeria tiene a este hombre de Dios como su mejor bien de activo en su país, fue por eso que el Senado de RD, le entregó un reconocimiento después de la primera noche de campaña.

La crítica es mala, El gran Maestro Gamaliel dijo que “lo que es de Dios permanece y de nada vale oponerse” y el Apostol Pablo dijo: “Y algunos, a la verdad, predican al Cristo por envidia y porfía; mas otros también por buena voluntad”
Los que critican el recibimiento que le dieron al predicador de Dios, son los mismos que salieron a las calles de RD a recibir, peloteros, atletas y artistas, como Pedro Martinez, Don Juan Marichal, cuando fueron exaltados al salón de la fama. O como Félix Sánchez, que millares salieron a recibirlo.

Pero todo el problema es porque el recibimiento fue a un hombre de Dios, Josha no pidió escolta ni reconocimientos fue el gobierno dominicano que lo invitó y lo llevó al Palacio Nacional , no veo nada de malo en eso, que le predique a Danilo y a su camarilla también.

El problema no es el predicador, son los líderes dominicanos evangélicos que no nos unimos, y no se puede esperar que todos se unan para hacer actividades en la RD, los líderes de unas 7 organizaciones como Iglesia de Dios, Iglesia Monte de Sion a la cabeza, y los demás grupos en la resistencia, opuestos y criticando al predicador. Mas esto no impidió que los milagros ayer fueran por montones. Y que no se esta recibiendo a ningún enfermo que no tenga un historial medico, o inválidos, cojos y desahuciados por los médicos, para que después no inventen diciendo que no eran verdaderamente enfermos.

En cuanto a los gastos de esas dos noches de predicación, fueron pagados por el propio predicador todos los gastos ya que es un hombre extremadamente rico, y no necesita dinero del gobierno, ni, de los evangélicos de RD. Además nos ha dado un bofetón a todos los reverendos encopetados con sacos y corbatas, T. B. Josha ha predicado con la misma camisa rameada que fue al Palacio Nacional, mientras muchos de nosotros los ministros creemos que la unción está en el traje, vergüenza debiera darnos.

Creo que si todos los ministros nos uniéramos en ayuno y oración cuando llegue un predicador, con nombre o sin nombre, y respaldáramos Dios haría cosas maravillosas nunca jamás vista no solo en RD, sino en cualquier país del mundo. De acuerdo estoy que hay cosas, que hay que analizar, de este predicador, pero en la unión del pueblo evangélico en el mundo, aunque Jesucristo sea el predicador habrá siempre nota discordante.

 

AUTOR: Dr. Ramón Murray, Ph.D.