THOUSAND OAKS, California, 8 de noviembre.- Usando una bomba de humo y una pistola, un exsoldado de la infantería de Marina de Estados Unidos abrió fuego contra una multitud que celebraba una “noche universitaria” en un bar de música country en el sur de California, matando a 12 personas y haciendo que cientos huyeran despavoridos, informaron las autoridades el jueves. Al parecer el agresor, vestido de negro y con una capucha, se suicidó.

Las autoridades siguen investigando el motivo del tiroteo del miércoles por la noche. El atacante fue identificado como David Long, exmarine de 28 años.

Atacante de bar de California era un exsoldado de 28 años

La policía identificó el jueves al atacante que abrió fuego en un bar cerca de Los Ángeles y mató a 12 personas como Ian David Long, un exmarine de 28 años.

Geoff Dean, jefe de la policía del condado Ventura, dijo que su departamento tuvo varios contactos previos con Long, incluso una visita a su domicilio en abril, cuando varios policías lo encontraron furioso y actuando irracionalmente.

El jefe de policía dijo que en ese momento se llamó a un equipo de crisis mental y concluyeron que no era necesario que Long estuviera bajo custodia.

Varios de los clientes en el bar hablaron el jueves sobre lo sucedido en el tiroteo. Dijeron que gritaron de pánico, exclamaron “¡Abajo!” y usaron taburetes para romper los ventanales del segundo piso y tratar de ponerse a salvo cuando comenzó el tiroteo en el Borderline Bar & Grill, un bar popular entre los estudiantes de la Universidad Luterana de California que se encuentra cerca.

Entre los fallecidos hay 11 personas que estaban dentro del establecimiento y un sargento que estaba dentro del lugar, dijo Dean.

“La de ahí dentro es una escena horrible”, dijo Dean en una conferencia de prensa en el estacionamiento del Borderline Bar & Grill. “Hay sangre por todas partes”.

El asesino lanzó un dispositivo de humo y traía una pistola calibre .45, dijo un policía a The Associated Press. El agente no dio su nombre porque no estaba autorizado a dar información sobre el caso.

Se trata del peor tiroteo en Estados Unidos desde que 17 estudiantes y maestros fueron asesinados en una escuela secundaria de Parkland, Florida, hace nueve meses. Además, ocurrió menos de dos semanas después de una balacera en una sinagoga en Pittsburgh donde murieron 11 personas.AP