El transporte aéreo en Latinoamérica y el Caribe genera 156.000 millones de dólares en actividad económica y respalda 7,2 millones de empleos, reveló un reporte publicado ayer por Grupo de Acción de Transporte Aéreo (ATAG, por su nombre en inglés).

El informe, denominado Aviación: Beneficios más allá de las fronteras, utiliza datos de 2017, según los cuales “más de 316 millones de pasajeros viajan en la región”, informó este martes la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA), con sede en Panamá.

Resultado de imagen para Transporte aéreo en Latinoamérica y Caribe genera 156.000 millones de dólares

“Para 2036, se espera que la aviación en la región respalde 11 millones de empleos y 353.000 millones de dólares en la actividad económica”, señaló el documento citado por la ALTA.

La clave de este crecimiento “será el desarrollo sostenible del transporte aéreo, incluidos los acuerdos sobre propiedad transfronteriza, desarrollo de la infraestructura, acuerdos fiscales que cubran los costos y que no subsidien otros sectores, y reclutamiento y capacitación de la fuerza de trabajo relacionada con la aviación”, añadió el estudio.

El director ejecutivo de la ALTA, Luis Felipe de Oliveira, comentó que “Latinoamérica y el Caribe es una de las regiones con mayor potencial” para el crecimiento de la industria de la aviación.

La región cuenta con “una población en crecimiento que cada día exige más y mejores servicios, que necesita estar conectada y que aún está volando mucho menos que los europeos y los norteamericanos”, argumentó.

Por su parte, el director general del Consejo Internacional de Aeropuertos para Latinoamérica y el Caribe, Javier Martínez Botacio, dijo que el reporte difundido este martes “confirma que los aeropuertos y la comunidad aeronáutica son esenciales para el desarrollo económico de las comunidades a las que sirven”.

“El crecimiento continuo del sistema de transporte aéreo presenta desafíos para todas las partes interesadas”, añadió, y aseguró que los miembros del organismo “continuarán trabajando en colaboración para promover el desarrollo de la infraestructura”.

El director de Asuntos para Latinoamérica y el Caribe de la Organización de Servicios de Navegación Aérea Civil, Javier Vanegas, afirmó por su parte que “el aumento de la demanda de transporte aéreo está impulsando las economías de la región, y la industria de gestión de tránsito aéreo (ATM) juega un papel clave en el manejo de este crecimiento de manera segura y eficiente”.

ALTA cuenta con 84 miembros entre líneas aéreas de América Latina y el Caribe con servicios nacionales o internacionales (18), otras que no están basadas en la región pero tienen intereses o están haciendo negocios (11) y organizaciones y compañías proveedoras de la industria de aviación (55), de acuerdo con sus propios datos.

Su misión es coordinar esfuerzos “para facilitar el desarrollo de un transporte aéreo más seguro, eficiente y amigable con el medioambiente en Latinoamérica y El Caribe para el mutuo beneficio de la industria, los países y las poblaciones servidas por la aviación”.EFE