Washington, 4 de enero.- Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos dio la razón al Gobierno del presidente Donald Trump, en su veto a los militares transgénero, que no llegó a entrar en vigor porque fue bloqueado por diversas cortes al considerar que esta norma atenta contra el derecho a la igualdad.
Un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia falló este viernes que la prohibición anunciada en agosto de 2017 por el Pentágono no debería haber sido bloqueada mientras era impugnada, a pesar de lo cual la medida no podrá entrar en vigor aún por dictámenes similares de otros tribunales. Foto EFE

“Debemos reconocer que el plan de (el exsecretario de Defensa, Jim) Mattis se basa en un juicio profesional de oficiales militares apropiados y parece permitir que algunas personas transgénero sirvan en el Ejército, de acuerdo con los estándares establecidos de salud mental, física y sexo”, escribieron los magistrados.

Trump anunció en julio de 2017 que tenía la intención de prohibir a todas las personas transgénero trabajar en el Ejército, aunque posteriormente la Casa Blanca aconsejó que no se permitiera el alistamiento de personas que pudieran en un futuro querer someterse a una operación de cambio de sexo.

Finalmente, la cartera de Defensa presentó en marzo del año pasado una normativa que establecía que las personas con “un historial de disforia de género (…) quedan descalificadas del servicio militar excepto bajo circunstancias limitadas”, pero no recomendaba la expulsión de miembros de las Fuerzas Armadas que ya se hubieran sometido a una operación de cambio de sexo.

Tampoco esta normativa se pudo implantar puesto que, además de generar el rechazo de numerosos grupos sociales y de parte del estamento militar, fue nuevamente bloqueada por la Justicia por considerar que atentaba contra los derechos constitucionales por tratarse de una medida discriminatoria.

En total, se presentaron cuatro demandas contra estas prohibiciones y varios tribunales impidieron que la política entrara en vigor.

Los demandantes en el caso fallado hoy, el Centro Nacional para los Derechos de las Lesbianas (NCLR, por sus siglas en inglés) y los Defensores y Defensores Legales de las personas LGTBQ, prometieron hoy seguir luchando contra el veto.

“El fallo de hoy es una bofetada devastadora en la cara a los miembros transgénero que han demostrado su aptitud para servir y su dedicación a este país”, dijo en un comunicado la directora legal de NCLR, Shannon Minter.

Minter aseguró que ella y su equipo seguirán “luchando contra una política cruel e irracional, que no sirve más que para debilitar a los militares y castigar a los miembros transgénero del Ejército”.

Un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia falló este viernes que la prohibición anunciada en agosto de 2017 por el Pentágono no debería haber sido bloqueada mientras era impugnada, a pesar de lo cual la medida no podrá entrar en vigor aún por dictámenes similares de otros tribunales. EFE/Archivo