WASHINGTON, 17 de agosto.- El presidente Donald Trump renovó el miércoles sus ataques a la gran empresa de ventas por internet Amazon, que según él “causa graves daños a los vendedores minoristas que pagan impuestos”.

Amazon es la tercera compañía mundial de tecnología de ventas por Internet con mayores ingresos. Su propietario es Jeff Bezos, recientemente registrado como uno de los grandes millonarios del mundo. Es a su vez el dueño del periódico Washington Post, fuerte critico del Presidente Trump.

Algunos entendidos consultados dicen que el Presidente Trump trata de defender a los negocios minoristas o pequeñas y medianas empresas que en una economía como la norteamericana son las que generan empleos directos, no las de tecnología.

Trump tuiteó que “poblaciones, ciudades y estados de todo Estados Unidos sufren daños – ¡se pierden muchos empleos!”.

El presidente ha criticado reiteradamente a la empresa y su director general Jeff Bezos, a la vez propietario del periódico The Washington Post.

Muchos comercios tradicionales que cierran sus puertas culpan a Amazon por la tendencia a comprar mercancía online. Pero la empresa ha contratado miles de trabajadores para sus depósitos, y ha anunciado su propósito de contratar otros 100.000 trabajadores de tiempo completo para mediados del año próximo.

Amazon no respondió de inmediato a un pedido de declaraciones.

En el pasado, Trump ha tuiteado que Amazon no está pagando “impuestos de internet”, pero no queda claro a qué se refiere. Amazon recauda los impuestos de ventas a nivel estatal en los 45 estados que lo estipulan y en el Distrito de Columbia, según el sitio web de la empresa.

Los gobiernos estatales han estado tratando de cobrar los impuestos evadidos por las tiendas virtuales, aunque se han topado con un fallo de la Corte Suprema de 1992 según la cual un estado sólo le puede cobrar impuestos a un comercio si la empresa tiene presencia física allí.

El tema ha surgido recientemente en Carolina del Sur, que ha recurrido a los tribunales para recuperar impuestos que según dice, no se le han pagado. Hace pocos días, el departamento hacendario del estado presentó una demanda ante el tribunal administrativo acusando a Amazon de negarse a recaudar impuestos cuando vende artículos de terceras partes.

Tales ventas son las que ocurren a través de Amazon pero en ellas sólo es intermediario entre vendedor y comprador. Amazon procesa el pago y facilita servicios logísticos a las partes.

Según la demanda, la empresa le debe al estado 12,5 millones de dólares en impuestos, multas e intereses sólo por las operaciones del primer trimestre del año pasado.