PEDERNALES, 12 de Marzo.- Diferentes sucesos violentos ocurridos recientemente en la provincia fronteriza de Pedernales en el suroeste de República Dominicana y atribuídos a nacionales haitianos han generado indignación en los dominicanos, y ante lo que han expresado
la falta de protección de las autoridades”  han decidido dar un ultimatum a los extranjeros para abandonar la provincia o  atenerse a represalias y consecuencias.

Esta advertensia ha sido anunciada por las calles y avenidas de la ciudad en las llamadas “guaguas anunciadoras” que consiste en un vehículo con bocinas con micrófonos, muy populares en el interior del país. Hoy lunes han habido enfrentamientos y tensiones en la ciudad.

Los dominicanos atribuyen a los haitianos diversos crímenes tales como robos, ataques violentos dejando heridos, algunos con mutilaciones y asesinatos. También se le ha atribuído a nacionales haitianos robo de armas en la dotación policial de esta provincia hace el año pasado, sin que las investigaciones arrogen ningún resultado. Los haitianos escaparían a su país para protegerse de la acción de la justicia.

Desde hace varios días la población de Pedernales está reclamando justicia por el asesinato del agricultor Julio Reyes Pérez y su esposa Neiba Féliz Urbáez. Ambos fueron atacados el pasado 20 de febrero atribuída a empleados haitianos en su hacienda. El señor Reyes Pérez  en la escena del crímen y la señora Neiba murió el pasado sábado tras permanecer recluida en la unidad de intensivos del  hospital central  Ney Arias Loras en la Capital.

Otra muerte atribuida a los haitianos  es la del joven Turbi Díaz, de 26 años de edad, cuyo cadáver fue encontrado  el vertedero  del municipio de Oviedo.

Los manifestantes tienen cartelones con mensajes llamando la atención de las autoridades para que canalicen la justicia frente esos y otros crímenes, los cuales son atribuidos a ciudadanos haitianos que huyen a ese país por la frontera.

Se ha informado que el Alcalde de Pedernales, Luis Manuel Feliz, ha pedido la  intervención del Presidente de la República y del canciller Miguel Vargas ante estos hechos.

Este lunes, haitianos que eran vistos ejerciendo negocios ambulantes en la parte urbana de Pedernales y trabajando en casas de familias, abandonaban la ciudad para evitar venganzas por parte de  dominicanos, informó el medio Realidades de Pedernales.
 
 El mercado suspendido
Ayer el alcalde  anunció la suspensión del mercado binacional que se realizaría hoy, para evitar represalia contra los haitianos por la muerte de la señora  Neyda Féliz Urbáez.