Luego de  conversaciones con amigos sindicalistas sobre diversos temas y en especial, sobre  el valor del Peso dominicano, alentándoles a luchar por el aumento de su valor adquisitivo, que hoy se encuentra a RD$47.75 por un Dólar norteamericano y a $7.20 con relación a un Yuan Chino, se hace cada vez más difícil y pesada la visita a los supermercados, farmacias  y colmados por el altísimo costo de los productos comestibles, razón por la cual me dispuse a investigar los motivos por las cuales nuestro Peso ha perdido su valor adquisitivo y en consecuencia cual debe  ser la lucha o camino a seguir, para que este Peso vuelva a valer uno por uno, en relación con el Dólar. Encontré que si se puede. Veamos.

1.- El peso esta devaluado porque importamos más que lo que exportamos. En 2016, según la Oficina Nacional de Estadística  importamos productos e insumos  por  la suma de US$19,582,795,807.17  y en cambio exportamos  la cantidad de US$7,465,156.45   incluyendo  las exportaciones nacionales y  las de zonas francas.

El Peso esta devaluado porque  la balanza comercial es deficitaria al importar más que lo que se exporta,  ingresan menos dólares y hace subir su precio y si a eso le agregamos las salidas especulativas de divisas del país, buscando mejorar el rendimiento de las inversiones en el exterior, el dólar se torna escaso y su precio aumenta;  al existir esa demanda de dólares  sin respaldo de  las  reservas internacionales, la inflación aumenta y el Peso vale menos.

El Peso esta devaluado porque  este ha perdido de valor frente a las divisas de referencia,  en los mercados internacionales. De esta manera, las importaciones que realiza el país aumentan en sus valores,  teniendo que utilizarse más divisas, lo que provoca a su vez una mayor demanda de ella e incremento de su precio. El Peso esta devaluado porque  pagar el servicio de la deuda externa es más alto  que el financiamiento externo, lo cual genera escasez de divisas y hace aumentar su precio.

2.- El Peso esta devaluado por los monopolios y los  oligopolios. No es justo ni posible que los productores, importadores, detallistas, e intermediarios se pongan de acuerdo en vender al pueblo sus productos o mercancías en sus respectivos géneros a un mismo precio y mucho menos que las autoridades lo permitan. Estos Señores no quieren ni gustan de la competencia y el Gobierno les apoya, porque no tiene   moral  ni calidad para impedirlo toda vez que es el mismo Estado quien patrocina este lesivo estado de cosas,  al ejercer indebidamente el monopolio de los combustibles obligándonos a pagar  estos a casi US$5 dólares el galón, cuando  en territorios cercanos el galón de gasolina cuesta cerca de unos US$2 dólares. Este alto costo de los combustibles se debe  a que las autoridades con el impuesto que cobran,   utilizan estos valores para el pago de la deuda externa, lo cual es el seguro, garantía  o colchón para aumentar   la  deuda externa,  año tras año.

3.- El Peso esta devaluado porque  las reservas internacionales que debe tener el Banco Central no son suficientes y al no tener estas  reservas en cantidad suficiente,  se le dificulta el  cumplimiento de   los compromisos de pago de la deuda externa y proveer los  dólares del comercio de importación y de manufactura.

Los dólares que aparecen deben ser utilizados para mejorar  la infraestructura del agro, la salud y la educación: Tractores, abonos, semillas, contratación de expertos y profesores;  procesos de investigación; turismo de salud;  etc., no para comprar vehículos de lujo y de alta cilindrada, muebles de lujo, y construcción de Torres de fantasía,   ente otros;  ni para enviar al exterior nuestros ahorros.

La posesión de grandes reservas es vista como un indicador de la fortaleza de la moneda local, pues refleja el apoyo que hay detrás de la moneda. En cambio unas reservas que disminuyen o son pequeñas pueden ser indicativas de un inminente pánico bancario o de default.

Las reservas internacionales constituyen una especie de seguro que garantiza los ajustes internos en una economía al enfrentar embestidas y situaciones externas.

Mantener reservas internacionales obedece a la necesidad de protección de un país al enfrentar choques en la balanza de pagos y a la posibilidad de blindaje ante posibles especulaciones contra la moneda.

El economista Miguel Collado  en un reciente reportaje o Artículo  publicado en el rotativo Diario Libre, señaló “que los Bancos Centrales, lo que usualmente hacen es,  que a partir de los excedentes que puedan tener los gobiernos, los ahorros que genera el sector público es que van adquiriendo esos activos y añadió: “que esa ha sido la dinámica que se ha estado dando en los últimos años,  al no tener un excedente el gobierno,  porque opera con déficit;  tú ves en la medida en que aumentan las reservas cuando hay emisiones de bonos internacionales usualmente, entra ese dinero y pasa una importante parte hacia el Banco Central”.

En ese sentido, al ofrecer su opinión sobre si son sanas o no las reservas internacionales con las que cuenta el país, el economista Miguel Collado  manifestó que no es que no sean sanas, sino que las mismas no son generadas sanamente, porque no están proviniendo de ahorros del gobierno, porque el mismo opera con déficits.

Como siento preocupación por los pobres,  encontré que dicho economista expresa: “que para que las bajas reservas afecten a la “gente de a pie” se tiene que haber creado una situación de crisis que la demanda de dólares sea superior a la oferta por mucho y empiecen a salir dólares. “Esa sería una situación extrema”.

4.- El Peso esta devaluado porque el presupuesto nacional se  ejecuta  en forma desequilibrada por periodos relativamente largos, pues las autoridades tienen gastos superiores  a  los ingresos públicos y el gobierno tiene que endeudarse aún más interna y externamente, enviando la señal al mundo local e internacional y sus respectivos agentes económicos, la existencia en nuestro amado país,  de una   falta de confianza en la moneda nacional, lo que hace crecer de inmediato la demanda de divisas y su precio.

5.- El Peso esta devaluado porque la tasa de inflación es más alta que la tasa de interés bancaria.

Cuando la tasa de la inflación es más alta que la tasa de interés bancaria,  se genera una perdida para los ahorrantes, toda vez que el  rendimiento de sus ahorros es inferior al de la inflación y el ahorrante que no es tonto, que prefiere ahorrar en dólares, aumenta su demanda y su precio. Pensemos que el gobierno hasta cobra impuestos al ahorro, algo inaudito,  que ocurre de los 195 países libres, solo en pocos países, de larga data monárquica, tales como: Suecia, Dinamarca, Finlandia, Holanda, Noruega, y España.

Para este año 2017, las autoridades del Banco Central han  publicado que la meta de  inflación es de 4.0% mas 1%  y el promedio ponderado de las tasas de interés es de 5.25%. Aquí luce que ambas cifras están  más o menos equiparadas, lo cual impide que crezca el número de ahorrantes tanto de pesos como de dólares.

6.- El Peso esta devaluado porque existe una desconfianza en los agentes económicos y público en general. Cuando los dominicanos vemos que se pierde confianza al Peso, tendemos a convertir los Pesos en dólares para proteger  el ahorro y así se genera  una mayor demanda de dólares y un aumento de su precio.

Una tasa de interés alta incentiva el ahorro y una tasa de interés baja incentiva el consumo, razones por las cuales el gobierno interviene en los tipos de interés a fin de fomentar tanto  el ahorro como la expansión, según las metas que se fije.

Si las tasas de interés fueran las mismas tanto para depósitos en bonos del Estado, cuentas bancarias a largo plazo e inversiones en un nuevo tipo de industria, nadie invertiría en acciones o realizaría depósitos en un Banco.

Tanto la industria como el Banco pueden ir a la bancarrota, un país no. Por otra parte, el riesgo de la inversión en una empresa determinada es mayor que el riesgo de un Banco.

Por lo tanto la tasa de interés será menor para bonos del Estado que para depósitos a largo plazo en un Banco privado, la que a su vez será menor que los posibles intereses ganados en una inversión industrial.

7.- El Peso esta devaluado por la caída del Producto Bruto Interno (PIB) en forma consecutiva como muestra de recesión. La disminución de la producción produce escasez de oferta interna, desempleo e incremento de la inflación, ello provoca a su vez aumento de la demanda de dólares y el incremento de su precio.

Para  nadie es un secreto que en RD se ha reducido la producción y pongo como ejemplo que teníamos 150  fábricas entre pequeñas, medianas y grandes de productores de calzados, hoy, apenas  queda una sola. Las grandes decidieron importar los calzados principalmente desde China  y obviamente todos esos puestos de trabajo se perdieron.

Concluidas las que estimo las razones de la devaluación del Peso, procedemos a explicar las razones de porque el Peso necesita tener su respaldo en oro y no en monedas extranjeras.

8.- EL PESO DOMINICANO NECESITA RESPALDO EN ORO

El Peso dominicano se creó  en 1844, sustituyendo  al Gourde haitiano, que a su vez había reemplazado al Real de Santo Domingo, a la par y se dividió en 8 reales.

El Peso dominicano  en 1877,  se dividió    en 100 centavos. Entre 1891 y 1897  se creó y  se puso en circulación una segunda moneda, el Franco dominicano,  pero no sustituyó el peso.

Sin embargo, en 1905, el peso fue reemplazado por el dólar de EE. UU., a razón de $5 pesos por cada dólar.

El peso oro fue introducido en 1937 a la par con el dólar de EE.UU., aunque el dólar continuó utilizándose junto con el peso oro,  hasta 1947.

Sólo una denominación de moneda fue puesta en circulación en la República Dominicana antes de dividirlo en 100 Centavos. Este fue el Real de ¼ en 1844  en bronce,  y en latón  entre 1844 y 1848.

Dividir el Peso en Centavos  en 1877,  generó la creación  de tres nuevas monedas, las de 1, 2 ½ y 5 centavos. También se puso en circulación monedas de 1 centavo y ¼ entre 1882 y 1888.

Después de que el Franco Dominicano  dejó de circular, fueron introducidas monedas de plata en 1897 en denominaciones de 10 y 20 centavos, ½ y 1 peso. Los diseños de estas monedas fueron muy similares a los Francos de Francia.

Las monedas se introdujeron en 1937 en denominaciones de 1, 5, 10, 25 centavos y medio peso con un pequeño número de monedas de 1 peso emitidas en 1939.

El nombre completo nunca apareció en las monedas, sólo “Peso”.

Una base de metal reemplazó a la de plata en las denominaciones más altas en 1967. Desde 1991 hasta la fecha, las monedas de las denominaciones de 5, 10 y 25 pesos han estado en circulación.

En la evolución de las economías mundiales, los billetes circulantes en los distintos países eran emitidos por las autoridades de cada país, entre ellos RD,  luego de establecer un respaldo en oro para cada billete emitido  de acuerdo a una cantidad de oro que respaldaba el valor establecido en el billete.

Esa política gubernamental de establecer la  garantía del respaldo del Peso con Oro, fue variando  a partir de los años 70’s y comenzaron a aparecer los billetes con respaldo fiduciario.

La garantía fiduciaria es aquella basada en la credibilidad del gobierno, basados en el criterio de  que los gobiernos no quiebran. Quizás eso no  sea de tanta verdad, que los gobiernos no quiebran, solo veamos los casos recientes de Grecia y Puerto Rico, parece que a  fuerza de repetirlo,   los dominicanos  creemos, que nuestro gobierno nunca quebrara, como creemos por mucha propaganda,  tantas otras cosas más y demás.

En el año 2011 el gobierno dominicano decidió cambiar la denominación de los billetes dominicanos pasando a nombrarse “Pesos Dominicanos” y eliminando la palabra oro.

El oro fue el respaldo de las monedas y la Libra Esterlina la moneda del comercio mundial hasta fines de la Segunda Guerra Mundial. A partir de ese momento según el Acuerdo de Bretton Woods  de 1946, surgió un nuevo orden económico en el que el dólar de los Estados Unidos de América se convirtió en la moneda de respaldo del resto de las monedas del mundo y, a su vez, en la moneda del comercio internacional, mientras que el oro y la libra esterlina pasaron  a jugar un papel secundario. Este hecho colocó a los Estados Unidos como la primera potencia económica del planeta Tierra.

Desde entonces, el mundo acepta como algo indiscutible, al dólar de los Estados Unidos de América,  y al oro en segunda instancia, como sustento de las monedas de los países. En consecuencia, las monedas según han decido e impuesto los poderosos, tienen que tener un respaldo en esos dos instrumentos de valor o en uno de ellos.

¿Cuál es el verdadero valor del dólar y el oro?  Es muy simple: el dinero que circula en el mundo, incluido el dólar, no tiene valor intrínseco ni respaldo tangible y su único valor es su aceptación como medio de pago, es decir, un valor fiduciario, o sea, basado en la confianza de quien lo da y quien lo recibe.

El oro, a su vez, tiene un valor relativo, dado especialmente porque es usado como instrumento de reserva por los bancos centrales de los países pero, en la realidad por la velocidad y garantías  de las transacciones comerciales internacionales, el oro tiene  pocas aplicaciones prácticas. Sin embargo, China ha creado el Yuan Golden, para realizar sus pagos por lo menos de Petróleo  en esa moneda y  no en dólares norteamericanos  o en otra moneda fuerte, e invita a los receptores del Yuan Golden a que si lo desean pueden retirar el equivalente en  oro de sus arcas, como una muestra del fuerte respaldo de su moneda.

Las monedas del mundo que  sustentan parte de su valor  en el oro no tienen ningún respaldo material sólido, sino únicamente la buena fe de emisores y usuarios de dichas monedas, porque ninguna persona puede comer o beber oro, tampoco se puede comer el papel físico de los dólares,  de ahí resulta  que el oro  es también un instrumento fiduciario.

9.- El respaldo en dólares u oro de las monedas sirve teóricamente para dos propósitos:

  1. a) limitar la cantidad de dinero en circulación para que no alcance niveles desproporcionados, y
  2. b) garantizar la conversión de las monedas nacionales en dólares u otras divisas para comprar o pagar en los mercados externos.

Muchos se preguntarían si ¿Existe un límite a la cantidad de dinero que los países pueden emitir?

Teóricamente, la cantidad de dinero en circulación en un país debe guardar relación con la cantidad de sus reservas internacionales a la tasa de cambio establecida respecto al dólar.

Es muy importante que veamos esto: La tasa de cambio implícita de una moneda es el resultado de dividir la liquidez monetaria entre la cifra de reservas internacionales.

Pero la tasa de cambio implícita no siempre se cumple en la realidad; puede ser menor, igual o mayor a la cifra ideal.

En un periódico de hoy dia 20 de noviembre de 2017, se nos presenta la noticia de que las reservas de dólares de RD  han decaído en US$348 millones. Teníamos en reserva la cantidad de US$6,169,100.00  millones y hoy tenemos  US$5,821,800.00  debido a un probable ejercicio de política monetaria por parte de la Junta Monetaria,  o quizás para evitar una crisis económica.

Estas autoridades esperan que estas reservas pueden cubrir tres meses venideros de importaciones, cuando en realidad la preocupación debiera estar cifrada, a mi juicio,  en mover el aparato productivo y generar más dólares con exportaciones.

Nadie duda que los gobiernos pueden emitir todo el dinero que necesitan en su moneda nacional, es decir, aumentar la liquidez para satisfacer las necesidades internas de su economía sin más limitaciones,  sino las que aconsejan la prudencia y el buen sentido, sin alterar la tasa oficial de cambio de la moneda nacional respecto al dólar.

En otras palabras, la tasa de cambio implícita necesariamente no tiene que ser la tasa de cambio en la realidad del mercado. Pensemos que el crecimiento de la liquidez podría ocasionar una corrida bancaria en moneda nacional o en divisas.

10.- En condiciones económicas normales, es de  suponer  que todos los habitantes de un país no se van a presentar a retirar su dinero en moneda nacional o a cambiar dicha moneda por dólares u otras divisas, en los Bancos el mismo día y a la misma hora.

Este es el principio en el que se sustenta la existencia de la Banca y los Seguros, pues  los depositantes no retiran su dinero simultáneamente ni todos los asegurados sufren accidentes  al mismo tiempo, sino un reducido porcentaje.

La situación podría ser  diferente cuando la economía sufre o está en vías de generar una crisis de divisas o inestabilidad que hace que los actores económicos busquen para su protección, su refugio en monedas fuertes. En ese caso,   puede ocurrir el desastre de la corrida bancaria, o sea, el retiro inmediato y masivo de Pesos  y divisas.

Pero al igual que las enfermedades, estas corridas avisan del problema;  los agentes económicos siempre revelan  signos que permiten prever el caos venidero.

Ante una posible corrida bancaria y/o fuga masiva de divisas, los expertos señalan que existen  tres alternativas: a) establecer un estricto control de cambio antes de que se produzca la corrida y/o  b) acumular un nivel de divisas suficientemente alto para hacer frente a la emergencia hasta lograr la normalización del proceso económico y c) Imponer límites al retiro de fondos en moneda nacional durante un determinado período de tiempo.

Señalan además  los expertos que en  cualquiera de los tres casos hay que considerar al prestamista final, que en los países dolarizados es el Tesoro de  EUA y  en los países no dolarizados, son los respectivos Bancos Centrales de cada país, que son los encargados de emitir dinero para atender la contingencia.

Si tuviéramos un respaldo en oro, con suficientes o solidas reservas  no tendríamos la corrida bancaria, si esta amenaza, no tendríamos  que recurrir al prestamista, sino que nuestro Banco Central asumiría o atendería la tal contingencia, como país, libre y soberano  productor de oro; esta es una razón adicional de porque  debemos cambiar el respaldo de nuestro Peso a oro, para que el Peso tenga un mejor poder adquisitivo.

11.- Estas son las naciones   con las mayores reservas de Oro, con sus cifras en toneladas:

Estados Unidos: 8,133.5 toneladas con un porcentaje de reservas de 74.0%; Alemania: 3,381.10 con un porcentaje de reservas de 68.0%;  Italia 2,451.8 con un porcentaje de reservas de 66.0%;  Francia 2,435.40 con un porcentaje de reservas de 65.0%;  China 1,658.1 con un porcentaje de reservas de  2.0%;  Rusia 1,275.0 con un porcentaje de reservas de 13.0%;  Suiza 1,040.0 con un porcentaje de reservas de  7.0%; Japón 765.2 con un porcentaje de reservas de 2.0%; Holanda 612.5 con un porcentaje de reservas de 57.0%; y la India 557.7 toneladas con un porcentaje de reservas de 6.0%.

12.- Las naciones Latinoamericanas con las mayores Reservas de Oro, son: Venezuela:  361.0 toneladas con un porcentaje de reservas de 68.0%; México: 122.2 toneladas con un porcentaje de reservas de 2.0%;  Brasil 67.2 con un porcentaje de reservas de 0.7%;  Argentina  61.7   con un porcentaje de reservas de 7.5%;  Bolivia 42.5  con un porcentaje de reservas de 10.7%;   Perú 34.7  con un porcentaje de reservas de 2.1%; Ecuador 11.8   12.3%; Colombia 10.4 con un porcentaje de reservas de 0.9%;  Paraguay 8.2con un porcentaje de reservas de 4.5%;  y Guatemala 6.9 toneladas con un porcentaje de reservas de 3.4%.

Fuente: Cifras al 30 de junio 2017, Venezuela y México; resto de los países al 31 de marzo.  World Gold Council Get the data

13.- En caso  de debilidad en el mercado cambiario y monetario en ocasiones  los países recurren  temporalmente al control de cambio sobre la moneda local, el cual genera  otras distorsiones como serian el surgimiento de mercados paralelos de divisas que superan muchas veces con creces la cotización oficial de las monedas respecto al dólar, las cuales impiden el normal desenvolvimiento de la economía.

El dinero es lo que  mueve la economía de un país; es, pues, el  que determina la recesión o la expansión. El crecimiento de la cantidad de dinero en la economía debe guardar relación con el comportamiento de las diferentes actividades económicas.

En los últimos tiempos, el déficit fiscal y cuasi-fiscal de las finanzas públicas de los países se ha convertido en un grave dolor de cabeza casi imposible de subsanar.

Eso es lo que ha ocurrido en países como EUA, donde mucha gente piensa que nada de esto ocurre, pero que en la realidad si ocurre, donde el gobierno de Hussein Barack Obama suspendió parte de sus ejecutorias presupuestarias  en octubre del 2013 porque  el Congreso no le autorizó el aumento del gasto público ni el nivel de endeudamiento.  Eso hace un Congreso con responsabilidad hacia su pueblo.

He de destacar que el 20 de enero del 2009, el Ex Presidente  Obama entrego  el poder al empresario republicano Donald Joseph Trump después de ocho años de gobierno, y el primero o sea Obama, encontró su país en ese momento, con las siguientes cifras: 1.-       Deuda nacional en US$10.6 trillones de dólares y la entregó  a Trump en US$20 trillones;  2.-   Una deuda por cada ciudadano de US$31,00.00, hoy asciende a US$61,340.00.; 3.- El porcentaje de la participación de la fuerza laboral en la economía, lo encontró en 65.8%, hoy lo entrega en una cifra de 62.8%.; 4.-   El porcentaje de propietarios de viviendas lo encontró en 67.3%, hoy lo entrega en 63.5%.; 5.-   El monto de costo real de la canasta familiar lo encontró en US$57,744.00 y hoy lo deja en US$54,045.00; 6.- El promedio de costo del seguro de salud, por el plan familiar, lo encontró en US$12,680.00 y hoy lo deja en US$18,142.00; 7.-  El porcentaje promedio de impuesto a los beneficios de 40% fue aumentado a 60%; 8.-      El costo de los bonos o estampillas de comida a personas dependientes, lo encontró en US$32 millones y hoy lo entrega en US$43.6 Millones; 9.      La cantidad de personas viviendo en la pobreza lo encontró en 32 millones de personas, hoy, esa cantidad se eleva a 45 millones de pobres.

Nota del autor. Estas cifras fueron publicadas y tomadas del Departamento del Tesoro, de la Oficina de Estadísticas, del Departamento de Agricultura y de la Oficina de Presupuesto del Congreso Nacional de los Estados Unidos de América.

En Europa, desde el año 2008, también se viene aplicando un estricto programa de austeridad para reducir o eliminar el déficit de las finanzas públicas de los países, especialmente de los menos desarrollados como Grecia, Islandia, Portugal, España e Italia.

El déficit de las finanzas públicas no debe existir; en consecuencia, tampoco debería existir la política de marcada austeridad en la razón de que los gobiernos tienen la facultad soberana de emitir dinero para satisfacer las necesidades de su economía interna.

Lo que sí constituye un verdadero problema para los gobiernos es cuando el país no tiene suficientes divisas para comprar o atender compromisos internacionales. En ese caso, le quedan dos caminos: a) producir más para vender más en los mercados internacionales y obtener así más divisas o b) pedir préstamos en dólares a los bancos internacionales.

Con esas bases, concluimos señalando  que el dinero que circula en el mundo,  no tiene valor intrínseco ni respaldo suficiente en oro, pero los países que producen  oro,  si  son libres, soberanos e independientes, y  si hacen  un uso adecuado de   su oro, como sería mantener sus reservas en ese valioso metal, mejorarían sus economías y sus Pesos valdrían más.  Creo yo, y lo estimo como condición  esencial para el cumplimiento del rol de las monedas,  como medio de pago dentro de las fronteras de cada país.

 

¡Dominicano, hoy, se necesita sangre tipo Duarte!

 _______________________

AUTOR:  Manuel Berges hijo