San Juan, 14 de enero.- El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, clarificó que la minorista Walmart incluyó a los empleados de la cadena en la isla en aumentarles el salario mínimo a 11 dólares, como hicieron en las tiendas de la cadena en los Estados Unidos, después de que no los agregaran inicialmente.

Según explicó Rosselló en un comunicado de prensa, el director de Asuntos Públicos y Gubernamentales de Walmart Puerto Rico, Iván Báez, le notificó que la compañía evaluó su pedido y determinó extender el aumento del salario mínimo a la isla.

Walmart anunció hace varios días unos beneficios adicionales a todos sus empleados en Puerto Rico, como un bono de entre 200 y 1.000 dólares, y mejorías en las licencias por maternidad y paternidad.

“Walmart es nuestro patrono privado que genera más empleos y en tiempo récord han atendido con respeto y sensibilidad un reclamo nuestro. Esta decisión en tiempos de grandes retos económicos demuestra su compromiso con la isla. Nuestro agradecimiento a la gerencia de Walmart por escucharnos”, expresó el gobernador.

ras la noticia, el jefe del Ejecutivo puertorriqueño dijo que todas las multinacionales que traten a sus empleados y a los clientes en Puerto Rico “con el mismo trato que le ofrecen a los ciudadanos en los 50 estados”.

“Esa es nuestra lucha frente al Gobierno federal. De igual forma, elevar el salario y los beneficios de sus empleados demuestra un compromiso con Puerto Rico que debe emularse por otros competidores”, enfatizó Rosselló.

Este jueves la cadena minorista anunció que subirá a 11 dólares la hora el salario mínimo que cobran sus empleados contratados por hora, gracias a los beneficios que espera de la nueva reforma fiscal aprobada en Estados Unidos. EFE