En los recovecos del alma humana que son misteriosos y varían de persona a persona encontramos que nuestras relaciones con los demás son en principio armónicas y cuando existe cariño, amor, respeto y consideración están son duraderas y en los matrimonios es hasta que la muerte nos separe, razones por las cuales para mantener las mismas nunca se debe llegar al ¡Y Que!, porque significa que no nos importa el juicio u opinión de la contraparte lo cual indica que hay que de inmediato tomar acciones correctivas, tales como: terminar la amistad, ignorarle, perdonarle porque no sabe lo que hace, buscar si existe interés en no perder a relación algún mediador o el divorcio de esa persona amada, porque ya no importa ni vale todo cuanto ocurre.

En nuestra amada Republica, en la política vemos como las autoridades reelectas nos estrujan el dichoso ¡Y QUE!, demostrando que no les importa nuestro pensar como pueblo ni el juicio de la historia. Veamos:
El valor de nuestro Peso se ha perdido: ¡Y Que!; se ha perdido porque importamos más que lo que exportamos; porque el oro, del cual tenemos en abundancia, ya no es el respaldo de nuestra moneda; porque los monopolios y los oligopolios existentes son mantenidos para beneficiar a los poderosos locales e internacionales fijado los precios unilateralmente, sin competencia, a su real antojo.
El que se reelige dijo: es capaz de tragarse un tiburón podrido. Se falta a la palabra empeñada, se modifica la Constitución con el “apoyo pagado” de los legisladores, sin ningún tipo de Referéndum, sin escuchar las fuerzas vivas de la nación, se gastaron millones de pesos y dólares a tan malignos fines. ¡Y Que!. Así continuamos en el poder, y si hay que volver a hacerlo…lo haremos. ¡YQue!

La lucha intra-partido, daña la democracia, pues permanentemente son utilizadas armas maquiavélicas de ataque y defensa y los jóvenes no logran sus espacios en la política, se sigue el proceso de reelección por reelección y damos al pueblo lo que por derecho les pertenece. ¡Y Que!.

Hoy, la popularidad se ha perdido pero se pagan encuestas para decirnos que es al contrario, que van bien, al punto que ya hay vallas promoviendo de nuevo, muy antes de tiempo, la nueva reelección…!Y Que!
Que la Marcha Verde protesta, ¡Y Que!; tenemos el poder, seguimos protegiendo la corrupción y la impunidad, tenemos nuestros jueces, nuestro Congreso, y nuestros Ministerios. Que más se puede desear. Ganen las elecciones, mientras tanto déjennos tranquilos con D……..

Que los sueldos mensuales de los funcionarios son altísimos, de hasta en algunos casos el equivalente de 3,000 salarios mínimos: ¡Y Que!; quien les manda a ser pobres. Tienen que proteger los negocios de los poderosos locales e internacionales.

¡Y Que! que la fa frontera está abierta si hasta hacen promoción en Haití para que sus naturales nos invadan, nos quiten los empleos, se coman nuestra foresta, que la cocina haitiana se enciende con el bosque dominicano, porque los poderosos locales e internacionales así lo ordenan y se impide que los haitianos vayan a sus imperiales territorios.

Que el Presupuesto Nacional es fallido, cuya mitad es utilizada para el pago de gastos corrientes y la otra mitad para el pago de la deuda externa de manera que no hay dinero para obras sociales y/o reproductivas. ¡Y Que!; toman prestado al exterior en dólares y Euros todo cuanto falta para esos fines y nos importa que el país se endeude con cerca ya de US$40MM.

La delincuencia nos arropa. Y Que!; decía alguien que los Talibanes matan por su religión; que los palestinos pueden matar por su territorio, pero peor es la RD donde se mata por un celular. Donde decenas de hombres y mujeres celosos matan sus parejas por falta de educación en valores y principios éticos.

Que no importa que el país tenga tres millones de plantas eléctricas de emergencia, porque las autoridades no logran suplir o suministrar energía eléctrica. El pueblo no resiste ya tantos apagones. ¡Y Que! Que aguanten más. El que espera lo mucho espera lo poco y la Planta Santa Catalina solucionara este problema.

Que tenemos un exceso de impuestos, ¡Y Que!. Necesitamos entre otros, el impuesto de Anticipo aunque las Pymes y MiPymes se descapitalicen ¿Porque no crecen, se unen y se hacen grandes? Y no importa que en las campañas electorales hayamos ofertado su eliminación. Una cosa es estar abajo y otra estar arriba.

No importa que tengamos un exceso de empleados públicos y de oficinas gubernamentales paralelas, sin oficio. A esa gente hay que buscarles empleo, no un trabajo.
Esta lista de faltas, rompe-relaciones es interminable y solo representa la indiferencia con que estas autoridades maltratan al pueblo.

¿Qué hacer contra el Y Que?: Continuar las protestas; llevar al gobierno a su propia legalidad; exigir las soluciones que necesitamos y defender la Patria, nuestra independencia y nuestra soberanía del mandato de los poderosos locales e internacionales, ser dignos patriotas que no se dejan sobornar y sobre todo prepararnos unidos para desalojarles del Poder en las próximas elecciones. Basta ya.

¡Dominicano, hoy se necesita sangre tipo Duarte!

_________________________
Por Manuel Berges hijo
5 de noviembre del 2017